El agua potable

El acceso al agua potable limpia – un derecho humano

El acceso al agua potable limpia – un derecho humano

El acceso al agua potable limpia es un derecho humano: algo natural para nosotros en Alemania, no así para la gente en Afganistán. En este país con poca lluvia,

a menudo es necesario cavar profundo para encontrar agua subterránea, en muchos casos de 20 a 60 metros. En cooperación con los ancianos de la aldea, Shelter Now cava o perfora pozos en varios lugares de la aldea, los asegura e instala bombas manuales. Una bomba de diesel bajaría demasiado el nivel del agua subterránea y después de algún tiempo todos los pozos se secarían.

Excavar un pozo, asegurarlo y proveerlo de una bomba manual cuesta al menos 1200 euros. Proporciona agua potable para hasta 40 familias.

Donar un pozo – una GRAN idea

Un pozo en Afganistán cuesta alrededor de 1.200 euros.

Comenzó con una familia que tuvo la idea de «dar» un pozo a sus tres hijos. Nos remitieron el triple de la cantidad para un pozo, y con este dinero pudimos construir tres pozos en Afganistán. En ellos hay ahora placas de mármol con los nombres de estos tres niños: Salomé, Esperanza y Natanael. Los niños están orgullosos de tener su «propio» pozo en Afganistán, que proporciona agua potable a cientos de personas.

Otros tomaron la idea y donaron fuentes y nos dieron una dedicatoria, que desde entonces se ha añadido a ellos. Hasta ahora, más de 150 pozos han sido construidos de esta manera!

Una buena idea para una familia o una clase de escuela, una comunidad de la iglesia, el personal, …

Este pozo en el pueblo de Sarde fue donado por Sonja y Axel Juhre.

El pozo «Esperanza» en el pueblo Mirza Moh. Khan fue donado por Fam. Pfau.

El pozo «Salomé» en la aldea Pushti Jui fue donado por Fam. Pfau.

El pozo «Natanael» en la aldea Pushti Jui fue donado por Fam. Pfau.

Este pozo en el pueblo Mirza Moh. Khan fue donado por T. van Dujin.

Este pozo en el pueblo Mirza Moh. Khan fue donado por el DM-Drugstore Market, Griesheim.

Este pozo en la aldea Sarde fue donado por Helmut y Monika Reisinger.

Esta fuente del pueblo de Sirawondai fue donada por una familia de Braunschweig.

Por razones de seguridad, la ubicación de los pozos sólo se da de forma aproximada. No todos los pozos donados pueden verse en las fotos, porque no todos los donantes quieren que sus pozos se publiquen en Internet.

Cifras más recientes.

Todavía no es fácil obtener estadísticas fiables. Pero según las cifras de la ONU, más del 60 % de la población de Afganistán tiene ahora acceso a agua potable, en comparación con el 4,8 % antes de 2001. También el 37% tiene ahora acceso a un baño privado. No menos importante es que la tasa de mortalidad infantil (antes del quinto cumpleaños) se redujo de 176 a 1.000 nacimientos a 98,5.

Sin embargo, las diferencias entre las poblaciones urbanas y rurales son grandes.

El agua fresca de manantial en el noreste de Afganistán

En la provincia de Badakhshan hay suficiente agua en las altas montañas. Pero como ésta fluye a través de los pueblos de la superficie, está mayormente contaminada y causa enfermedades. Junto con los aldeanos, Shelter Now está instalando tuberías de agua desde la fuente hasta la aldea. Estas proveen agua potable fresca y limpia durante todo el año. Las escuelas también son abastecidas con estos sistemas También hay una formación en higiene para los maestros y los estudiantes.