Nuestras instituciones educativas están cerradas, otros proyectos continúan. Los costos también. Nos estamos preparando para una posible crisis en Afganistán.

El virus COVIV 19 tiene a Afganistán y Kurdistán, así como a nuestro país, bajo control. ¿Cómo respondemos?

Nuestra escuela primaria en Kabul está cerrada, y también el centro infantil del Campo Baadre en Kurdistán. La clínica dental en Herat, Afganistán, sólo trata a personas con dolor, el proyecto dental escolar está suspendido por el momento. Estas interrupciones datan de alrededor de un mes. Pero al igual que nosotros aquí, no saben todavía lo que pasará después.

Los proyectos en los que no es necesario un estrecho contacto interpersonal siguen en marcha, como la construcción de pozos de agua potable y el suministro de alimentos y leña al orfanato.

¿Significa esto que los costos también se reducen?

Desafortunadamente no es así: todavía tenemos que pagar a nuestro personal local, por ejemplo a los profesores. Todos los demás costos fijos tampoco disminuirán.

Mucha gente en Afganistán reacciona de manera muy similar a algunos aquí: compran más para abastecerse. La consecuencia es que los precios de los alimentos están subiendo bruscamente. Como resultado, nuestros empleados afganos en Herat recibieron el pago de su salario dos semanas antes. Nuestras otras oficinas también reaccionarán y harán un pago especial además de sus salarios.

Por cierto, casi todos nuestros empleados internacionales permanecen en los países de despliegue a petición propia – a pesar del gran peligro de la esperada propagación masiva del virus y la falta de atención médica.

Además de una atención médica inadecuada, la escasez masiva de alimentos y el aumento de los precios pueden provocar una crisis en el país, especialmente entre las familias más pobres. Por lo tanto, les pedimos a ustedes, como nuestros colaboradores, que no reduzcan sus donaciones, si es posible para ustedes. Por favor, también oren por Afganistán y Kurdistán, nuestro personal y nuestro trabajo. También oramos por ustedes.

Muchas gracias por su lealtad.

Udo Stolte
Y el equipo de Shelter Now.

WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner