El martes 19 de abril por la mañana se produjo un cruel e inhumano atentado contra el instituto Abdul Rahim Shahid. A los periodistas se les impide publicar información y no se les permite informar sobre el alcance real de la catástrofe, pero según nuestra información, tres explosiones mataron al menos a 148 personas, la mayoría de ellas niños y jóvenes, y al menos 60 resultaron heridas, algunas de ellas de gravedad.

En las redes sociales circulan fotos terribles que no podemos publicar aquí.

La escuela está situada en Dasht-e-Barchi, un barrio de Kabul en el oeste de la ciudad, donde viven principalmente personas de la etnia hazara. Los Hazara pertenecen a la rama chiíta del Islam y son oprimidos repetidamente por grupos extremistas. Muchos hazaras viven en la extrema pobreza. Hace unas semanas distribuimos alimentos en este mismo distrito (véase la noticia del 4 de marzo).

Una madre: » En 2016, mi marido murió en un atentado. En 2018, perdí a mi hija en el atentado de la Academia Mauood. Hoy he perdido a mi último hijo en la escuela Abdul Rahim».

Los habitantes de Dasht-e-Barchi nos conocen y nos han pedido ayuda. Les ayudaremos: Necesitan alimentos, algunos también necesitan dinero para ayuda médica. Proporcionaremos productos de primera necesidad a al menos 259 familias (unas 1.813 personas). Esto nos cuesta unos 35.000 euros.

 

Puede encontrar más noticias aquí.

WordPress Cookie Plugin by Real Cookie Banner